El móvil en el trabajo: por qué la comunicación interna tiene que ser mobile

30/08/2017

El móvil en el trabajo: por qué la comunicación interna tiene que ser mobile

Da igual si son tus futuros clientes o las personas que trabajan para la compañía, la mejor manera de comunicarse con ellos es hacerlo con el móvil.

Vivimos una transformación mobile en marcha liderada por el desarrollo de las tecnologías móviles.

Así que es importante recordar que, aunque las marcas y las empresas se adaptan con rapidez a esta transformación, muchas veces no hacen exactamente lo que necesitan sus públicos.

La influencia de los e-commerce ha cambiado los hábitos de compra de millones de usuarios, tanto en la relación directa con la marca como en las tiendas donde comprarla.

Los ordenadores importan cada vez menos y han dejado paso a las pantallas táctiles que llevamos en el bolsillo. Con ellas se hacen la mayoría de las búsquedas de información en casi cualquier contexto, precisamente porque nos acompañan a todas partes.

Y los usuarios adoran su teléfono: lo usan más de 150 veces al día en intervalos de apenas 1 minuto. Estas micro interacciones son de vital importancia para las marcas que quieran estar presentes para sus consumidores en el momento adecuado. Por eso se ven tantas campañas que giran alrededor de las redes sociales y en apps creadas ad hoc.

Hasta aquí todo normal.

Sin embargo surge un problema cuando no se cuidan a todos los públicos por igual. Concretamente los trabajadores, accionistas y demás colaboradores de una organización son los que reciben menos atención móvil. Digamos que la comunicación sabe actualizarse cuando es externa pero no cuando es interna.

La comunicación interna tiene un papel fundamental para el éxito de una compañía. Es un pilar que si no se gestiona con eficacia se resquebraja poniendo en peligro la estabilidad de toda la organización.

Y cuánto más grande es la organización, más debe cuidarse. No se puede dejar que la fuerza de una marca se debilite porque la plantilla no está alineada con los valores de la compañía.

A los consumidores sí se les trata con técnicas y estrategias propias de este escenario. Las experiencias se les ofrecen de forma interactiva, inmediata y personalizada. Pero no sucede lo mismo con los que trabajan para hacer un producto que seduzca a los consumidores.

blog

La comunicación corporativa es un fluido que se filtra por todos los niveles de una organización y debe ser tratada con cuidado. Sin embargo, muchas veces las herramientas que se usan son las mismas que se usaban en los primeros años de internet.

Debemos considerar la comunicación y los valores corporativos como un líquido que se filtra a todos los niveles de una organización que hay que cuidar. Con la sangre que recorre las venas de un animal. Sin embargo las herramientas con las que se cuida son muy rudimentarias.

La realidad anticuada de muchas organizaciones

Hace unas semanas visitamos la sede de una gran empresa. Nos llamaron para presentar una app para su equipo comercial, un proyecto basado en el uso de tecnología mobile en el trabajo. Caminando por los pasillos nos encontramos un panel lleno de hojas de papel. Era, obviamente, el tablón de anuncios de la empresa. Un clásico.

Para los que trabajamos en el sector mobile fue un poco irónico, fuimos a presentar una app a una empresa que aun realiza comunicados con papel y chinchetas.

En Pangea tenemos todos los procesos internos automatizados y digitalizados. Nos funciona genial para gestionar nuestra fuerza de trabajo (que son nuestros developers y programadores). Pero la realidad de muchas empresas es la del tablón de anuncios.

Corcho con avisos, emails corporativos en PDF, pesadas reuniones informativas, cuestionarios en papel y buzones de sugerencias. Todos son métodos de organización interna ineficientes y muy sufridos para los encargados de gestionarlos.

Actualmente no hay excusa para no revisar, al menos a medio plazo, la comunicación interna de arriba abajo.

La clave está en unificar canales de comunicación para optimizar los procesos internos. Es algo automático, fácil de monitorizar y permite segmentar eficazmente por proyectos y departamentos. Además, con las herramientas disponibles hoy en día, es una tarea que se puede resolver con un presupuesto asequible.

Es casi doloroso ver a profesionales de la comunicación tratando de mantener el tipo  y conseguir cumplir objetivos tan importantes para una empresa con herramientas de hace 20 años o más.

El departamento de recursos humanos sabe bien de qué estamos hablando.

gilles-lambert-8649

Uno de los mayores retos de la comunicación interna es asegurar que los valores y estrategias de una organización sean conocidos por todos.

Sin embargo las newsletters no se abren o acaban en el spam.

Las revistas corporativas son caras de producir y lentas de distribuir.

Y cuando se cuelga una nota con información crucial en un panel de corcho no se puede controlar que haya sido vista por toda de la plantilla.

La respuesta en la palma de la mano

Una app diseñada para cubrir necesidades concretas  tiene un efecto enormemente positivo. La distribución eficiente de la información elimina canales redundantes y difíciles de manejar. Por eso es importante recordar que donde hay una persona, casi con toda seguridad, habrá un teléfono móvil.

Especialmente en el caso de aquellas empresas cuyos trabajadores no están en las oficinas sino en tiendas, en centros de producción e incluso en carretera.

El directorio de empleados en el mismo lugar que la información de seguridad.

Junto a los tutoriales básicos para los que se acaban de incorporar y otros aspectos del onboarding.

En la misma app en la que puedes leer qué tal han ido los dos primeros trimestres del año.

¿Han ido bien? Lanza un evento especial con push notifications para que todo el mundo lo sepa.

Como usuarios de teléfonos inteligentes tendemos a gestionar muchos aspectos de nuestra vida de manera digital y uno de esos aspectos también es el trabajo. Por eso cada vez se habla más de la política BYOD (Bring Your Own Device). Y, sobre cómo manejarla, una app se gestiona con un back-end muy similar al de cualquier web. Así de simple.

Al final es un poco como la vida real, muchas veces estamos pendientes de arreglarnos y estar guapos para los demás mientras tenemos la casa sin barrer.

Pues ya va siendo hora de pasar la escoba, que el polvo se acumula en las esquinas. PR

Rubén Moldes

Rubén Moldes

Márketing digital y comunicación en Pangea Reality.

More Posts - Website

Follow Me:
LinkedIn

Escrit per amb 0 Comentarios en General

Comments are closed.